martes, 5 de noviembre de 2013

Crea tu marca personal y marca la diferencia

Soy una desempleada más de este país, como tú, como tantos otros diseñadores gráficos en paro… Pues verás, yo te digo que no. No soy como los demás. Soy muy diferente del resto, soy única e irrepetible y… ¡no tengo abuela! Pues es la verdad, seguro que tengo defectos, pero eso no importa. 
Lo importante es que tengo virtudes, que hay cosas que se me dan muy bien y es a eso a lo que hay que sacarle brillo.
Estoy hablando de mi marca personal. Si aún no sabes lo que es eso, aprovecha ahora para hacerte una idea. No soy ninguna experta, pero estoy inmersa de lleno en mi propio proyecto personal y te voy a contar un poco, a ver qué te parece.
Lo primero y más difícil todavía es conocerse bien a uno mismo y saber cuál es tu meta, o como dice José Manuel, saber qué quieres ser de mayor. Esto es muy importante, ya que todo lo que hagas en consecuencia puede no valer para nada si no tienes claro esto. ¿Qué se da bien?, ¿en qué destacas? Y por favor, nada de humildad. Si te resulta difícil, puedes preguntarle a tu entorno, familia y amigos, que seguro que reconocen mejor tus capacidades.
Desde pequeños nos comparan con los mejores y nos empujan a intentar superarlos. No está mal la idea, en general, pero no nos lleva por buen camino. El esforzarse y trabajar duro siempre es positivo. Pero no por llegar a ser igual o mejor que el mejor. Ha llegado la hora de diferenciarse, de elegir tu camino por poco transitado que esté. Es más, mientras menos transitado, mejor.
Una vez sepas a dónde te diriges, habrá que ver cuál es la estrategia que has de seguir para llegar a cumplir tu sueño. Tener una marca personal no significa abrirte una cuenta en todas las redes sociales, es algo que va más allá. Por este trabajo no se cobra nada, pero es de lo más gratificante.
Si tienes una marca personal tienes que crear contenidos. Tener tu propio blog es fundamental para el desarrollo de tu marca, contar tu historia y experiencias, que son inevitablemente únicas y te diferencian del resto.
Mi experiencia está siendo estupenda. Aunque no esté remunerado estoy realizando el trabajo que más satisfacciones me ha dado en la vida. Estoy muy activa y viva, me acuesto y me levanto con mi marca en la cabeza, ávida de nuevos conocimientos que puedan aportarme ideas para generar contenidos de calidad que puedan interesar a mis lectores. Recibo un reconocimiento instantáneo por mi trabajo que me anima a seguir, a no dejarlo dormir. Estoy convencida que no trabajo en balde. Esto me sirve para sentirme bien, que no es poca cosa y seguro que tarde o temprano recogeré el fruto de este duro trabajo que hago con tanto placer. Esto es una carrera de fondo. Nada de cansarse y desfallecer, sin prisa y sin pausa, siempre en tu camino.
Si  tienes trabajo, no creas que esto no va contigo. No quiero ser catastrofista, pero todos sabemos que el trabajo para toda la vida ya no existe. Lo mejor es que empieces ya a trabajar tu marca personal y no lo dejes para cuando ya no haya más remedio.
Hay mucha información en la red acerca de este tema, anímate y date una vuelta, seguro que te convence.
El CV ha muerto, si alguien se plantea contratarme lo primero que va a hacer es buscarme en la red, ¿y qué creéis que encontrará? ¿Qué encontraría si te buscara a ti? Ponte hoy mismo a trabajar en tu proyecto.

Fuente: Soy mi marca


0 comentarios:

Publicar un comentario